Bergen, la puerta de los fiordos

Es habitual referirnos con apelativos cariñosos a las cosas y personas que más nos importan. Y pocas ciudades noruegas tienen más apodos que Bergen. Uno de ellos es “el corazón de los fiordos”. Aunque Bergen es la segunda ciudad más grande de Noruega, goza de un ambiente de pueblecito con encanto, pero sin perder carácter urbano.

Casas que parecen colgar de las laderas…
… estrechas callejuelas de adoquines…
… y famosísimos reclamos turísticos.

Seguramente lo hayas visto en Instagram: el pintoresco muelle con edificios de madera en distintos colores. El muelle hanseático de Bryggen, Patrimonio de la humanidad de la Unesco, es el vestigio más claro de una época en la que Bergen era el epicentro del comercio entre Noruega y el resto de Europa. Hoy en día, el muelle acoge un museo, tiendas, galerías y restaurantes. Es además un popular punto de encuentro para los turistas y la gente que vive aquí.

Muy cerca se encuentra el animado mercado de pescado, que lleva desde 1276 suministrando a los vecinos frescos y deliciosos tesoros del mar. En la actualidad es uno de los mercados al aire libre más frecuentados de toda Noruega. Aquí se venden además frutas, verduras, artesanía y objetos turísticos.

Los amantes del marisco, y los comidistas en general, tienen miles de razones para venir a Bergen, una de las Ciudades de la gastronomía de la Unesco. El pescado fresco es el ingrediente principal de la cocina de Bergen. Entre las especialidades locales encontrarás la sopa de pescado de Bergen, el pastel de pescado y el persetorsk, un plato típico elaborado con bacalao al vapor.

Con el estómago lleno, puedes irte de concierto. El 10% de la población de Bergen son estudiantes, lo que garantiza que siempre haya algún evento interesante en los bares y salas de la ciudad. De hecho, Bergen es conocida por ser la cuna de algunas de las bandas y artistas más famosos de Noruega, como Kygo, Aurora o Röyksopp.

Pocas ciudades en el mundo se enorgullecen como Bergen de sus 200 días de lluvia al año. Un momento, ¿se enorgullecen? Pues sí, ya que tal cantidad de lluvia supone una gran variedad de ropa impermeable a la última… y montones de diversión bajo techo.

KODE es uno de los mayores museos de los países nórdicos sobre arte, diseño y música. Lo integran una combinación única de museos de arte y antiguas casas de compositores.

Troldhaugen fue, durante 22 años, el hogar de Edvard Grieg (1843-1907), el compositor noruego más famoso de la historia. Hoy en día es un museo que incluye la casa de campo de Grieg, la cabaña del compositor, un centro de exposiciones y la sala de conciertos Troldsalen.

El Acuario de Bergen es otro de los platos fuertes. Con más de 50 acuarios independientes y un montón de interesantes animales, tanto marinos como terrestres, es una parada obligada para niños y niñas de todas las edades.

Y lo mismo ocurre con el Museo del antiguo Bergen, un recorrido al aire libre en el que te sentirás como en otra época. Este museo es una reconstrucción en miniatura de cómo era Bergen antaño, cuando llegó a ser la ciudad de edificios de madera más grande de Europa. Consta de unas 50 casas de madera de los siglos XVIII, XIX y XX.

Una de las mejores cosas de Bergen es que ni siquiera necesitas visitar un museo o una galería para admirar obras de arte. Por toda la ciudad puedes observar numerosas piezas de arte urbano, obra de maestros del espray venidos de todos los rincones del mundo. Un buen punto de partida para salir a cazar grafiti es Skostredet, probablemente la calle comercial con más encanto en Bergen…


Publicación vista 14 veces.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario