El pavo


Una magnífica alternativa a la carne de pollo. Se trata también de una carne blanca, sin grasa entreverada y muy versátil tanto en tipos de corte como en preparaciones.



Los más habituales son los filetes de pechuga, la pata (solo la parte del muslo, que en ocasiones se comercializa como “patorra”), la pata entera y los contramuslos, y los podemos encontrar comercializados en bandejas.




Igual que la de pollo, esta carne se deteriora rápidamente. Es conveniente transportarla en bolsa isotérmica hasta casa y rápidamente introducirla en un recipiente herméticamente cerrado o bolsa de plástico dentro del frigorífico.




Se conserva muy bien en el congelador, entre 10-12 meses, siempre que esté envasada correctamente, en bolsas de congelación con cierre hermético de las que conviene retirar el aire para que no se seque el exterior de la carne. Descongelar siempre en el frigorífico y cocinar en cuanto haya descongelado.





loading…


Receta vista 2 veces.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario